In Memorian
 



"In memorian" es un título que jamás pondría yo a un texto por ser demasiado evidente, pero me he decidido a ponerlo porque a la muerte no se le puede buscar las vueltas...por eso y porque el poco latín que se me lo enseñaste tu, como casi todo lo que merece la pena saber.
Despúes de todo no es un mal título porque recuerdos tuyos tengo muchos y buenos.
Lo que escribí en el hospital lo he desechado porque la verdad es que eso también lo recuerdo bien y eran todo ñoñerías.
Tu nunca leerás ésto porque las nuevas tecnologías no son lo tuyo pero quiza estés dentro de mi cabeza mientras lo escribo...quizá no, seguro.
Se me hace todo muy raro. He vuelto a mi vida normal y soy incapaz de sentir tu pérdida, tal vez porque la fuí sintiendo poco a poco mientras el diagnóstico se iba confirmando.
En el final como en el "durante", sereno.
Le fuiste comiendo terreno sin que se diera cuenta pero esa es perra vieja y no se le escapa nadie a quien le haya echado el ojo.
De todos modos, ¡que se fastidie!(le he puesto el signo de exclamación delante como a ti te gusta, para que no parezca inglés), pues eso, que se fastidie porque ya no te quedaba nada por hacer...bueno si, alguna cosita si, que me he quedado sin padrino de bodas, pero por lo demás, hiciste todo lo que se supone que debías hacer.
"Planta un árbol, ten un hijo, escribe un libro"... eso es lo que se supone que debe hacer uno para tener una vida plena.
Hijos tuviste dos, árboles has plantado varios y ya ves la chirimoyas tan gordas que han dado este año. El níspero está empezando a dar frutos y el limonero estaba tan lleno que con los vientos se le tronchó una rama, pero no te preocupes que ha lo hemos arreglado y los limones están a buen recaudo.
La palmera, ya lo sabes, necesita una buena poda. Espero que Mamá no se ponga a ello porque el sistema me parece poco seguro y ya sabes que ella no tiene miedo a nada.
 Te extraña mucho aunque se haga la dura como siempre y la Yoyo te sigue buscando para que le digas que es "tu Güita" y le des "jomón".
Al señor de la cama de la lado, el que pedía la pelliza para ir a un "mandao" a las 4 de la madrugada, le dieron el alta y al de al lado de la ventana también.
A ti te cambiaron ese día para la "suite", como la llamabamos nosotros, para que por lo menos pudieses descansar.
Desde entonces que no hablamos, por eso tenía la necesidad de escribirte.
Por cierto, nos hemos quedado a medio proverbio:hijos y árboles, hecho. Nos falta el libro que no has escrito ninguno pero leer has leido unos cuantos. Además, recuerdo que te han publicado algunas cosillas...y si no ya lo escribo yo por ti, ya he empezado a hacerlo.
Tu vas a quedarte para siempre en la Higuerita que es dondé te gusta estar y yo te iré a visitar de vez en cuando.
Ya no necesitas la noción del tiempo que tanto te aprisionaba (como a mi), ahora tienes toda la eternidad.
Aunque estés muy entretenido, no nos dejes solos del todo porque te queremos mucho aunque nunca lo dijeramos.
Ahora estamos como el limonero, se nos ha roto una rama pero seguimos aqui. La herida sanará con el tiempo y es posible que salgan más ramas, pero nunca será lo mismo. 
Un besito.

 
  Esta página ya ha recibido 53324 visitantes ¡GRACIAS!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=